Ale Orozco ha dejado huella en la historia de los mexicanos en los Juegos Olímpicos, este lunes llegó al Polideportivo Revolución, donde fue celebrada y reconocida por su gran trabajo y el haber entrado en el grupo de dobles medallistas Olímpicos en la historia de México.

Ale comenzó su historia desde pequeña, a sus 15 años al participar en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 junto con Paola Espinoza, consiguiendo la medalla de plata en el salto sincronizado en plataforma de 10 metros.

Esta ocasión tras vivir momentos muy emocionantes e inolvidables, ahora con 24 años vuelve a estar en el podium, consiguiendo la medalla de bronce al lado de Gabriela Agúndez en la misma categoría, salto sincronizado en plataforma de 10 metros.

“Mi historia fue al revés. Mi carrera la inicié con una medalla olímpica y tuve que ir cumpliendo los pasos como fueron los Panamericanos, Juegos Olímpicos de la Juventud, Series Mundiales, Copas Mundiales, así que sentía esa presión de cumplir con las expectativas en cada competencia porque yo ya era medallista olímpica. Río me dejó mucho aprendizaje de saber que no lo podía hacer sola, que tenía que buscar a los expertos en cada área para conseguirlo en equipo y si quería llegar a Tokio, tenía que hacerlo comprometida a conseguir la medalla”

Ale Orozco agradeció a sus entrenadores reconociendo el apoyo de cada uno, la escuela de su formador Iván Bautista en el CODE, quien gracias a su insistencia la ha ayudado a estar en su mejor momento físico y anímico.

Ahora Alejandra cumplirá con algunos compromisos con el Ejército, organización a la que pertenece y de la cuál también recibe apoyos, después tomará días para descansar y estar con la familia previo a volver a sus rutinas y preparación al próximo sueño… París 2024.