Era la temporada 2010-2011 donde un AC Milán plagado de estrellas tenia un objetivo muy trazado el cual era ganar el scudetto, pero los rossoneri estuvieron a la altura de la situación y con 6 puntos de diferencia contra su más cercano perseguidor el internazionale lograron proclamarse campeones de la Serie A
De la mano de un tridente letal como lo fueron Alexandre Pato, Zlatan Ibrahimović y Robinho, los cuales marcaron la diferencia con sus anotaciones para darle un titulo más a la vitrina del Milán

Lo complicado viene después de esa temporada donde el Milán se quedaba a la orilla de lograr repetir la Azaña de la temporada anterior donde también perdían a jugadores importantes para el club y comenzaba una restructuración para el futuro donde el equipo fue vendido después de desastrosas temporadas donde no podían levantar cara hacia la crisis en la que ya se encontraban hundidos de la mano de fichajes que nunca dieron resultados y jugadores que no lograron mantener un buen nivel combinado a regresos de jugadores que ya no podían aportar mucho al equipo.

En 2017 se logra la venta del equipo donde se hace una inversión para poder darle vuelta a la situación de cara a la siguiente temporada en 2018 donde se hicieron de los servicios de jugadores como Kessie, Çalhanoğlu, Silva y Bonucci dicho proyecto ilusionaba a la afición de la ciudad de la moda pero el equipo solo pudo alcanzar un cupo de la Europa League donde fueron eliminados y fracasaron en la misión de volver a la Champions League, tuvieron que esperar un poco más para volver a ser protagonistas en la Serie A.

Tras un cierre espectacular en la temporada 2019-2020, el conjunto ahora dirigido por Stefano Pioli y llegadas de jugadores importantes para sumar al equipo como Rebic, Bennacer, Theo Hernández, Rafael Leão y el regreso de Zlatan Ibrahimović quien venía a inyectarle un poco de experiencia y sabiduría tras ser el único sobreviviente de aquel último título del Milán y seguir con la misión de volver a ser protagonistas.

Lográndose clasificar a Europa League donde hoy siguen vivos a la espera de enfrentar a el Estrella Roja y en la Serie A marchando lideres aunque para muchos este equipo aun puede hacernos dudar un poco sobre si podrán dar la campanada con un gran regreso hacia el éxito en el que nos tenían acostumbrados pero nadie puede negar que es un privilegio después de tantos años volver a ver al AC Milán donde pertenece y donde jamás debió de haberse ido.

José Reyes