Las mujeres ganan hasta 200 veces menos que los hombres dentro del fútbol mexicano

por | May 31, 2021 | Liga Femenil | 0 Comentarios

Foto por Julián Hernández

El camino que las mujeres han recorrido para terminar con los prejuicios y derribar las barreras que limitan su crecimiento en busca de la igualdad laboral, no es un tema ajeno al fútbol, donde poco a poco se han ido ganando un lugar dentro de este deporte.

En la actualidad la mayoría de los países afiliados a la Federación Internacional de Fútbol y Asociados (FIFA), cuentan con una liga profesional de fútbol femenil o al menos un representativo nacional, desafortunadamente son pocos los que dan un soporte económico idóneo a esta categoría. En México el impacto que tuvo esta categoría fue sorprendente, alcanzando la cifra de 412,006 asistentes a los estadios durante su primer torneo, incluyendo la gran final entre Chivas y Tigres, donde se contó con la presencia de casi 62,000 personas entre el partido de ida y vuelta, sin embargo, estos números no han sido suficientes, pues en México una futbolista profesional gana en promedio 3,200 pesos al mes, mientras que un varón gana en promedio 21,000 pesos al mes, de acuerdo a un estudio realizado por Global Sports Salaries Survey en 2018.

Esta temporada Chivas jugará nuevamente la final de la Liga Femenil MX, mientras que la categoría varonil ni siquiera pudo avanzar a la liguilla en su respectivo torneo, situación que deja en evidencia los éxitos deportivos por parte de las mujeres en un mismo club, sin embargo, jugadoras como Michelle González del equipo femenil no supera los 10,000 por mes, el elemento mejor pagado es Oribe Peralta, con un salario cercano a los 2 millones de pesos al año. Tomando en cuenta que Peralta apenas ha visto acción en 3 partidos de este torneo y que González jugó todos los partidos de su equipo, y que están por disputar una final más, la brecha salarial entre uno y otro parece injusta.

A nivel internacional, en 2020 la estadounidense Alex Morgan se convirtió por segundo año consecutivo en la futbolista mejor pagada del mundo, con un salario anual cercano a los 410,000 euros, según la revista italiana “L Football”, mientras que el futbolista mejor pagado ese mismo año, fue el argentino Lionel Messi, con un sueldo bruto cercano a los 120 millones de euros anuales, según la revista “Forbes”.

La discriminación salarial entre ambos deportistas es significativa, con el argentino ganando más de 270 veces lo que la jugadora norteamericana, situación que se contraría a lo que estipula la Organización Internacional del Trabajo (OIT) pues esta señala que la discriminación es: como cualquier distinción, exclusión o preferencia basada en motivos de raza, color, sexo, religión, opinión política, ascendencia nacional u origen social (entre otras características) “que tenga por efecto anular o alterar la igualdad de oportunidades o de trato en el empleo y la ocupación” (OIT, 2003).

Julián Hernández

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *