Encuentro lluvioso y sin afición en la cancha del estadio Jalisco, donde las del norte venían de un triunfo 2 – 0 contra Toluca, mientras que  las rojinegras venían de un empate sin goles en casa de Pumas.

Un regreso peculiar en la alineación titular de las dirigidas por Fernando Zamayoa, Adriana Iturbide, que volvía a la titularidad tras haber estado fuera de las canchas por lesión y en pocos minutos su esfuerzo y constancia se hicieron notar, pues al minuto 28 anotó el primer tanto del encuentro, sus lágrimas dejaron ver lo emotivo que ha sido su regreso y su primer anotación en esta etapa.

A pesar de que las rayadas tuvieron más contundencia en la portería de Ana Gaby Paz, las rojinegras aprovecharon bien las oportunidades que generaban. Desirée Monsiváis intentó con chilenas, recortes, pases, recuperaciones pero no logró su tanto esta tarde.

Al 33’ se marcaba penalti a favor de las de casa y la campeona goleadora, Alison González era la indicada para cobrar ese tanto, sin embargo Alejadría Godínez adivinó el tiro que iba hacia su izquierda, se lanzó de costado y sin problemas desvió el balón, evitando que Alison aumentara uno más a su cuenta personal.

El segundo tiempo arrancó con ventaja de las tapatías y la búsqueda del segundo tanto no desaparecía pero llegando al minuto 58 apareció Daniela Solís, quien dejó atrás a toda la defensa contraria y empató el encuentro 1 – 1.

Se percibía la desesperación, llegaron los jaloneos y tarjetas amarillas, gritos por parte de los Directores técnicos, así como la euforia de Eva Espejo al minuto 88, últimos minutos del encuentro donde Aylín Aviléz, recién entraba de cambio y le daba la vuelta al marcador y los 3 puntos para las rayadas con el 2 – 1 a su favor.

Siguiente jornada #8 se viene el clásico tapatío, Atlas visita al rebaño mientras que Monterrey visitará al Pachuca.