Foto: UEFA

Que pasada de partido acabamos de vivir, con un choque de estilos brutal, con dos equipos entregados y con una convicción conmovedora. Liverpool, vigente campeón vs un Atlético cuestionado a más no poder, pero que hoy juego uno de los mejores partidos en la “era Simeone”

El juego como tal fue un espectáculo táctico, con matices dignos del análisis. Hubo una imagen durante el partido que me encantó; el cholo hablando con su capitán, Coke, diciendo “Estamos bien, así estamos bien” justo cuando los reds parecían someter a los rojiblancos. Esto nos habla de lo convencido que está Diego Pablo Simeone de su idea.

Hoy fue increíble como su equipo a su estilo y su manera dominó el partido, acertó en todo y que decir en los cambios (Llorente y Morata) el primero entrando para hacer la función de combatir y destruir, pero hizo todo lo contrario, jugó, generó y sobre todo marcó dos goles súper importantes. Brutal trabajo del centro del campo colchonero, destacar a Correa y a Oblack.

Por último hay que agradecer al Liverpool por su esencia, su juego y sus maneras. Hoy más allá del error de Adrián San Miguel no sé les puede reprochar absolutamente nada.

Mario López