EL RUGIDO EN EL BERNABÉU

El 31 Agosto ya pasó y en particular para los aficionados y el equipo de la universidad es una fecha importante, hace 16 años Pumas le ganó a los “Galácticos” del Real Madrid en el Bernabéu. El equipo de la Universidad logró vencer a los merengues, con todas sus estrellas, por el Trofeo Santiago Bernabéu.

Ese 31 de agosto de 2004 Pumas le ganó al Real Madrid en su mítico estadio el Trofeo Santiago Bernabéu, el marcador fue 1-0, en la última ocasión que los merengues perdieron este encuentro que se disputa desde 1979.

Los 90 minutos terminaron con un triunfo histórico para los Pumas, entonces dirigidos por una de las grandes leyendas del Real Madrid y del propio equipo del Pedregal hablamos del “Macho” Hugo Sánchez, quien en ese 2004 logró con el equipo universitario sumar a sus vitrinas dos campeonatos de liga, un Campeón de campeones, y el Trofeo Santiago Bernabéu.

 

Desde el inicio del partido se notó que los Pumas no regalarían nada y que a pesar de la gran diferencia de nómina y calidad entre los equipos, la garra puma y la mentalidad ganadora de Hugol le darían pelea a un cuadro espectacular como el del Real Madrid.

El único gol del partido fue anotado por el mediocampista mexicano Israel Castro, la anotación se dio gracias a un disparo que el futbolista conectó afuera del área al minuto 70, provocando la algarabía de los seguidores de los del Pedregal y una sorpresa para el resto del mundo, pues con ese gol los Pumas lograrían vencer a los “Galácticos” que el Real Madrid mandó a la cancha: Michel Salgado, Zinedine Zidane, David Beckham, Guti, Luis Figo, Santiago Solari y Michael Owen pisaron el pasto del Bernabéu esa velada.

 

Es así que ese 31 de Agosto del 2004 sonó en el mítico Santiago Bernabéu el ¡Goya, Goya cachun cachun rara, cachun cachun rara Goya Universidad!

Castro tiempo después mencionó a un periódico deportivo las palabras que Hugo Sánchez mencionó antes de iniciar el partido y que provocaron la enjundia del equipo de la UNAM:

“Como nos dijo Hugo Sánchez, ‘tenemos que hacer historia’, que era nuestra oportunidad y no lo desaprovechamos, le jugamos al tú por tú al Real Madrid. En el primer tiempo me amonestaron y Hugo acostumbraba a sacar a los amonestados en el medio tiempo, me preguntó que qué tenía, me picó el orgullo y me reivindiqué”.

Por ello me atreví a patear de fuera del área para anotar ese gol, que fue uno de los mejores y más importantes de mi carrera, sentenció Castro.

 

“Recuerda ser feliz y disfrutar del fútbol sin violencia”

Ivonne Díaz

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *