Con 18 años de edad Javier Hernández Balcázar empezó a escribir su carrera en el Guadalajara, con un debut soñado marcando gol nos dimos cuenta que ese joven tenía mucho futuro por delante, pasaron unos años y no volvimos a saber de él hasta el 2010 cuando reventó todas las redes posibles, siendo una sensación dio la sorpresa al ser fichado, por en ese entonces uno de los mejores clubes de Inglaterra y del mundo. De esta manera tan él como sus críticas  formarían una relación muy apegada hasta la fecha. 

Anotó la cantidad de goles que pudo, ganó un par de títulos y sobre todo logró que su nombre se mencionara en los diarios europeos. En términos internacionales una carrera discreta, pero hablando a nivel nacional su carrera en el viejo continente es única, comparada solamente por la de unos cuantos como Hugo Sánchez y Rafael Márquez.

El futbol tiene una historia de más de 100 años y pocos mexicanos han logrado ser reconocidos en el extranjero, y han sido menos los que consiguieron el reconocimiento nacional. Bajo estos términos las palabras de Javier Hernández están lejos de ser sobradas, hay que reconocer que desde el primer minuto en la cancha del Jalisco buscó ser el mejor, trabajando para conseguir cosas chingonas.

Javier García